domingo, 11 de septiembre de 2016

Pequeña reflexión sobre el "burkini"

De las discutidas (y horrorosas) prendas islámicas la única que yo prohibiría sin dudar es el "burka", no por islámica sino porque sencillamente es un atentado a la dignidad humana, con lo que el debate sobre si es una "opción" o una "imposición" resulta irrelevante. En cuanto al famoso "burkini", yo creo que se puede ser más creativo. Nada de prohibirlo. Todo lo contrario, autorizarlo. Y al mismo tiempo, en las mismas playas, autorizar la práctica del nudismo. ¿Soportarán los musulmanes más recalcitrantes que sus hijas, hermanas, esposas y madres acudan a playas donde se pueda ver a hombres adultos desnudos? Sospecho que no. Pero si aun así hay mujeres musulmanas que van a esas playas, estarán demostrando que efectivamente tienen libertad de elección, y por tanto nadie podrá poner ningún problema a que vistan el "burkini" si quieren.




domingo, 4 de septiembre de 2016

Lo mío, lo nuestro, los nuestros...

Lo advertía el filósofo George Steiner en una reciente entrevista: "Me pregunto qué va a pasar con el fenómeno de las estructuras políticas en sí mismas. Triunfan por todos lados el regionalismo, el localismo, el nacionalismo... vuelve el villorrio". Así es, y no creo que haga falta mencionar ejemplos, los conocemos todos.

Imagen: fotograma de la película "Lord of the Flies" (El Señor de las Moscas), adaptación de la novela homónima de William Golding, dirigida por Peter Brook en 1963.





TRIBUS

Parece ser que vuelve el tribalismo.
Vuelven a proclamarse las esencias.
Vuelven a afirmarse las diferencias.
Vuelve a escucharse el viejo "no es lo mismo".

Intolerancia, fe y nacionalismo
demuestran otra vez sus inclemencias
y nutren de odio y miedo las conciencias,
agrupadas en clubes de egoísmo.

Porque hay temores ciertos y precisos,
temores que creíamos extintos,
que despiertan atávicos instintos

y olvidando leyes y compromisos
nos inventamos falsos paraísos
donde no tengan sitio los distintos.